Redes Sociales

¿Que llevo a la montaña?

Esa es una de las preguntas más comunes que nos hacen en cada caminata de montaña que organizamos. Por ello aquí publicamos la vestimenta básica para una caminata de media montaña.


Casco.

Independiente de que sea una caminata por la ladera de una montaña, siempre es recomendable portar el casco, pues llega a pasar que se desprendan algunas rocas de una pared vertical, incluso caer la rama de un árbol o protegerte en caso que resbales al dar un paso por una zona resbalosa. Un casco polivalente es suficiente para una caminata de media montaña, aunque para deportes verticales necesitarías uno adecuado para la actividad.
 

Gafas con protección UV.

En cotas superiores a los 4000 msnm la radiación solar llega a ser hasta el doble de lo que puede ser en zonas bajas, por ello es importante proteger la vista ante los rayos ultravioletas. De igual forma, al ascender en terrenos de alta montaña, el reflejo del sol sobre la nieve puede producir ceguera de montaña, por lo que es necesario el uso de gafas para evitar este incidente.
 

Buff.

Los vientos fríos en la montaña son muy comunes, por lo que la versatilidad de un buff puede ser de gran ayuda para protegerte del aire frío. Para evitar respirar aire frío y proteger tus pulmones, para cubrir tu cuello, incluso para cubrirte la cara ante una ventisca.

 

 

Gorro.

Debajo del casco, puedes llevar un gorro térmico que te puede auxiliar para mantener cálida tú cabeza, cuello y orejas, permitiendo mantener tu calor corporal evitando enfriamiento por convección.
 

Playera drifit o térmica.

Para caminatas de media montaña como primera capa puedes llevar playeras tipo drifit que sean de secado rápido, esto ya que al caminar comienzas a sudar por lo que tu prenda interior puede terminar empapada, si no es de secado rápido, el viento frío hará que tu cuerpo se enfríe más rápido perdiendo calor por evaporación. En alta montaña puedes cambiar la playera tipo drifit por una playera térmica de secado rápido.
 

Sudadera térmica(polar).

Como segunda capa, puedes llevar una sudadera polar, el algodón no es recomendable ya que si tu sudor llega a empaparla difícilmente podrá secarse rápidamente.
 

Chamarra impermeable.

Como tercera capa, puedes usar una chamarra impermeable, la cuál puede protegerte de los vientos fríos, como de las lloviznas y hasta nevadas. Revisa siempre el nivel de impermeabilidad de tu chammara, pues hay algunas que solo son repelentes, otras no soportan grandes columnas de agua y otras si pueden soportarte hasta nevadas.
 

Guantes.

Muchos pasan desapercibido este accesorio, pero es muy importante ya que las manos son un punto que pierden calor rápidamente si no son cubiertas adecuadamente, al perder calor también vas perdiendo energía al esforzar a tu cuerpo para generarlo. Siempre lleva unos guantes de preferencia polares, o si es posible de doble capa, que sean polares e impermeables.
 

Malla térmica.

En caminatas de media montaña por comodidad muchos acostumbran llevar bermudas, pero al bajar la temperatura comienzan a sentir el frío de la montaña, ante esto siempre es recomendable usar pantalones de montaña o mallas térmicas, las cuales traen un recubrimiento interior térmico que permitirá mantener tu calor corporal sin perder la flexibilidad de tus movimientos. No uses pantalones de algodón o mezclilla en la montaña, pues si se llegan a mojar difícilmente podrán secarse, la mezclilla se vuelve más pesada e incómoda al empaparse.
 

Pantalón de montaña.

Para media montaña puedes llevar pantalones de trekking que puedes conseguir en cualquier tienda de montaña, estos pantalones son flexibles y de secado rápido por lo que son aptos para caminatas por terrenos de troncos, rocas, hasta para cruzar ríos.
 
Existen también pantalones de alta montaña, los cuáles por dentro traen un recubrimiento térmico, y por fuera son de material impermeable. Estos pantalones son muy aptos para terrenos de alta montaña, donde una nevada puede sorprenderte en algún momento.
 

Calcetas para trekking.

Para caminatas de media montaña, puedes usar calcetas de lana, al igual que calcetas especiales para trekking, estas no solo brindarán calidez a tus pies, si no también comodidad, ya que al realizar largas travesías es común la fricción entre tu pie y las botas por lo que puedes generar ampollas, el uso de estas calcetas te brindarán protección haciendo tu andar más confortable.
 

Botas de montaña.

En un inicio te recomendamos usar botas de montaña antes que usar tenis de montaña, existen diversas marcas, modelos, colores y precios, lo que siempre debes considerar de unas botas de montaña es la capacidad de absorción del impacto de la suela y ser antiderrapante, las suelas Vibram pueden ofrecerte buena abrosción de impacto, siendo la versión Megagrip la que pueda brindarte mejor agarre en terrenos resbalosos. La bota también puede ayudarte a cubrir tus tobillos, al igual hay botas impermeables que tienen en contra la transpiración. Siempre compra unas botas al menos medio número más grande del que calzas para que estas no te aprieten al usar calcetas gruesas.
 
Los tenis de montaña son recomendables cuando ya tienes experiencia en terrenos de media y alta montaña, pues tus tobillos estarán más fortificados y tus pies más acostumbrados para los terrenos mixtos de montaña.

 

Facebook Comments Box
¡Atrévete a explorar! Y únete a nuestro grupo de Senderismo & Campamentos de Montaña en Mexico.
https://www.facebook.com/groups/senderismoycampismomexico