Redes Sociales

Una de las causas de cansancio, dolor muscular, dolor de espalda, avance lento o a veces hasta de no culminación de una travesía de montaña es en parte por el peso e incomodidad de la mochila.

Es muy común que en tu primera aventura de montaña, quieras llevar hasta el comal, el molcajete y si hay un espacio más te cargas hasta el molinillo; pero después de esa primera vez seguro desearás ser más estricto con lo que quieras llevar en la mochila, pues cargar más de 10Kg para una caminata de un solo día o más de 18kg en travesías de varios días, pudiera hacerte estresante aquella mañana de montaña y tirar todo a mitad de camino(Ojo ¡en la montaña todo lo que subes tienes que bajarlo! si, hasta la hoja de totomosle del tamal ).

Optimiza tu hidratación y comida

Para aligerar tú mochila, revisa bien el itinerario de tú actividad, es posible que en vez de llevar tres litros de agua, lleves solo la mitad y el resto potabilizar agua en arroyos que encuentres a mitad de camino, para ello revisa tu ruta e itinerario y valida si pasarás por mantos acuíferos. Al igual tus alimentos puedes llevar frutos secos en vez de 1kg de naranjas que solo ocuparán espacio y te pesarán más que unas ligeras barritas energéticas en vez de un tupper con 1kg de bacalao.

Anuncio

Utiliza una mochila adecuada

También hay mochilas especializadas para montaña con materiales más resistentes y ligeros, por lo que una mochila normal de 30Lts de uso escolar que pueda pesarte 2kg, pueda pesar hasta 1Kg con materiales más ligeros y resistentes diseñados para montaña. Esto al igual con casas de campaña y bolsas de dormir, las cuáles puedes encontrar desde precios económicos en un súper mercado pero su material no será el adecuado para montaña, por peso y volumen, por lo que invirtiendo unos pesos más puedes encontrar en tiendas de montaña casas de acampar y bolsas de dormir con un peso y volumen ligero para cargar en la mochila.

Ergonomía.

Otro punto importante de la mochila, es la ergonomía. No es lo mismo una mochila para llevar a la escuela que cargarás si acaso menos de una hora, que una mochila que cargarás con 10Kg por 9 horas. Por lo que revisa la ergonomía ce la mochila para tu espalda, e igual que tenga las cintas de ajuste de hombro y cadera, lo que te ayudará a distribuir la fuerza de carga entre tus hombros y cadera.

Ir más ligero en la montaña hará que disfrutes más la montaña; que sufras menos en esas interminables subidas donde el guía siempre te dirá que solo faltan quince minutos; y sobre todo tener energía y fuerza para cualquier imprevisto como desviarse de una ruta y terminar perdiéndote unas horas más, cosa que casi no sucede

¿Cómo distribuir el peso?

Parte inferior.

En la parte inferior de tu mochila coloca lo que no vayas a usar tan frecuentemente, como tu bolsa de dormir, cambio de ropa, etc.

Parte de la espalda.

En la parte pegada a tu espalda lleva lo más pesado para tener mayor estabilidad y también que no vayas a ocupar mucho durante tú ruta.

Anuncio
Café de Altura de Variedad 100% Arábica cultivada de forma orgánica en la Sierra Norte de Oaxaca.

Parte intermedia

El botiquín de primeros auxilios, cambio de ropa, tarp, etc., colocas enla parte intermedia de la mochila encima de la parte inferior y no tan pegado a la espalda.

Parte superior

En la parte superior lo más frágil y también lo que vayas a ocupar recurrentemente durante la caminata: equipo de higiene, alimentos,  rompevientos, impermeable,  agua, etc.

Parte exterior.

Las casas de campaña, bastones, bajo sleeping puedes llevarlas en la parte exterior de la mochila, generalmente las mochilas de travesía traen cintas de amarre para que puedas atar tú casa de campaña.

Bolsa superior.

En la bolsa superior de la mochila puedes llevar tu papel higiénico, gorras, gafas, mapa, navaja, mapa, brújula, gps, etc.

Carga una bolsa seca.

Si tú mochila no tiene cubierta contra lluvias, usa una bolsa adicional impermeable para almacenar pilas, cámara fotográfica, mapa, medicinas, cerillos, etc. para evitar que se mojen ante una lluvia imprevista.

Cubre tu mochila.

Es recomendable que consigas un raincover para cubrir a tu mochila y tus pertenencias ante una lluvia, nevada o polvadera, revisa que el material del raincover sea fácil de limpiar después de tu aventura de montaña.

Carga siempre tu mochila.

¡Y por último pero no menos importante! Tú mochila siempre la debes cargar tú, pues ahí está tu comida, tú agua, tú ropa en caso de viento, frío o lluvia y tu botiquín de primeros auxilios.

Es común que personas que no aguantan su mochila se la dan a otra persona, pero a veces estas no se vuelven a ver durante la ruta y quien dio su mochila a cargar a otro termina sufriendo doble, primero por la subida al no aguantar su mochila y después por hambre y frío pues otra persona se llevó sus cosas y no la vio hasta al final de la aventura.

Así que en tu próxima aventura de montaña, revisa lo que llevarás en la mochila y optimiza tu carga.

Y ojo con esos maravillosos amigos de la montaña que a mitad del camino te ponen a entrenar de más echándote rocas en la mochila cuando te vas a pajarear  🙂

#AtréveteAExplorar

Facebook Comments Box
¡Atrévete a explorar! Y únete a nuestro grupo de Senderismo & Campamentos de Montaña en Mexico.
https://www.facebook.com/groups/senderismoycampismomexico