¿Porqué las mujeres son más friolentas que los hombres?

Mujer frío montaña

¿Porqué las mujeres son más friolentas que los hombres?

Es muy común ver en las montañas sufrir a las mujeres con el frío, incluso padeciendo para poder calentar sus pies que a veces terminan pasando una mala noche de campamento. Muy contrario al hombre, el cuál por naturaleza sus extremidades permanecen más tibias.
 
Esto podría parecer en un principio un defecto evolutivo o una deficiencia biológica, pero en realidad no lo es, al contrario, es una ventaja para la mujer.
 
Cuando el cuerpo está en ambientes muy fríos los vasos sanguíneos de la piel llegan a cerrarse para impedir que se pierda calor. Ese proceso de cerrar los vasos sanguíneos es más rápido en las mujeres, por lo que su disminución de irrigación de sangre hacia las extremidades es más rápido, de ahí que la sensación de frío sea más común en la mujer.
 
En los hombres, la sangre sigue fluyendo por la dermis, que es la que proporciona la sensaciones térmicas, de modo que perciben menos el frío, aunque esto tiene como desventaja el gastar más calorías. Por eso generalmente los hombres terminan tiritando antes que las mujeres.
 
Este curioso proceso en la mujer, le permite enfriar su piel mediante procesos biológicos activos, al mismo tiempo que se defiende del frío extremo, pues con esto crea una especie de coraza sobre su cuerpo. Con esta coraza pierde menos calor por radiación y convección, conservando así más calor en su cuerpo y protegiendo sus pulmones, corazón y demás órganos internos.
 
Así que ya saben porque sienten más frío que a veces ni con unas calcetas de lana o ropa térmica dejan de sentirlo que hasta terminan sintiéndose defraudas de su sleeping de -16 grados. El frío en sus extremidades, más bien es un tema de circulación sanguínea 🙂