Aditamentos básicos para media y alta montaña ¿Que llevar?

¿Que llevo a la montaña?

Esa es una de las preguntas más comunes que nos hacen en cada caminata de montaña que organizamos. Por ello aquí publicamos la vestimenta básica para una caminata de media montaña.


Casco.

Independiente de que sea una caminata por la ladera de una montaña, siempre es recomendable portar el casco, pues llega a pasar que se desprendan algunas rocas de una pared vertical, incluso caer la rama de un árbol o protegerte en caso que resbales al dar un paso por una zona resbalosa. Un casco polivalente es suficiente para una caminata de media montaña, aunque para deportes verticales necesitarías uno adecuado para la actividad.
 

Gafas con protección UV.

En cotas superiores a los 4000 msnm la radiación solar llega a ser hasta el doble de lo que puede ser en zonas bajas, por ello es importante proteger la vista ante los rayos ultravioletas. De igual forma, al ascender en terrenos de alta montaña, el reflejo del sol sobre la nieve puede producir ceguera de montaña, por lo que es necesario el uso de gafas para evitar este incidente.
 

Buff.

Los vientos fríos en la montaña son muy comunes, por lo que la versatilidad de un buff puede ser de gran ayuda para protegerte del aire frío. Para evitar respirar aire frío y proteger tus pulmones, para cubrir tu cuello, incluso para cubrirte la cara ante una ventisca.

 

¿Porqué las mujeres son más friolentas que los hombres?

Mujer frío montaña

¿Porqué las mujeres son más friolentas que los hombres?

Es muy común ver en las montañas sufrir a las mujeres con el frío, incluso padeciendo para poder calentar sus pies que a veces terminan pasando una mala noche de campamento. Muy contrario al hombre, el cuál por naturaleza sus extremidades permanecen más tibias.
 
Esto podría parecer en un principio un defecto evolutivo o una deficiencia biológica, pero en realidad no lo es, al contrario, es una ventaja para la mujer.
 
Cuando el cuerpo está en ambientes muy fríos los vasos sanguíneos de la piel llegan a cerrarse para impedir que se pierda calor. Ese proceso de cerrar los vasos sanguíneos es más rápido en las mujeres, por lo que su disminución de irrigación de sangre hacia las extremidades es más rápido, de ahí que la sensación de frío sea más común en la mujer.
 
En los hombres, la sangre sigue fluyendo por la dermis, que es la que proporciona la sensaciones térmicas, de modo que perciben menos el frío, aunque esto tiene como desventaja el gastar más calorías. Por eso generalmente los hombres terminan tiritando antes que las mujeres.
 
Este curioso proceso en la mujer, le permite enfriar su piel mediante procesos biológicos activos, al mismo tiempo que se defiende del frío extremo, pues con esto crea una especie de coraza sobre su cuerpo. Con esta coraza pierde menos calor por radiación y convección, conservando así más calor en su cuerpo y protegiendo sus pulmones, corazón y demás órganos internos.
 
Así que ya saben porque sienten más frío que a veces ni con unas calcetas de lana o ropa térmica dejan de sentirlo que hasta terminan sintiéndose defraudas de su sleeping de -16 grados. El frío en sus extremidades, más bien es un tema de circulación sanguínea 🙂