Erosión de nuestras montañas

Erosión del suelo de nuestras montañas.

En nuestras caminatas, una de las principales recomendaciones que hacemos es no salirse de los caminos, esto por la principal razón de no erosionar más la montaña.

Pocos entienden esto, incluso algunos no obedecen las indicaciones y muchas veces por no empolvarse, les es fácil caminar entre el pasto y la hierba de la orilla del camino, que a veces al indicarles que sigan por el camino marcado lo toman a mal y creen que es excesiva la llamada de atención. Pero en verdad, estos es más grave de lo que se imaginan y aquí les contamos con toda calma porqué.

No hay descripción de la foto disponible.

El suelo fértil es una delgada capa que puede llegar a tardar en crecer apenas un centímetro en cientos de años incluso puede tomar hasta miles de años para poder formarse.

Continuar leyendo “Erosión de nuestras montañas”

7 Tips básicos para no perderse en la montaña

five tips to dont lost in the mountain

Algo muy común en senderistas sin mucha experiencia es perderse en la montaña, en el mejor de los casos por unas horas pero en otros hasta un día entero o hasta varios días incluso.  Caminar por la montaña parecería algo fácil como dar solo un paso tras otro, esto puede ser en parte cierto, más cuando solo se va tras los pasos de un guía de montaña.

Pero suele ocurrir que en alguna ocasión desearas aventurarte por propia cuenta para explorar nuevas rutas de montaña, ante esto, te damos cinco tips básicos antes de animarte a explorar una montaña.

1) Oriéntate antes de comenzar la caminata.

Antes de dar el primer paso de tú caminata, ubica tú norte, y pregunta al guía en que dirección será la caminata. Esto por si te llegas a perder, poder regresar en dirección que iniciaste la caminata.

Siempre trata de llevar una brújula(de preferencia cartográfica) para poder ubicar el norte magnético. Toma las medidas necesarias antes de usar la brújula para que no haga una lectura errónea, como por ejemplo rocas magnetizadas que puedan mal orientar la brújula.

2) Observa el paisaje.

Es muy frecuente que al ir tras un guía vayas con la cabeza hacia abajo para mirar el camino y no tropezarte con alguna roca, tronco o caer en un hoyo. Pero también levanta la mirada y observa las montañas, peñas, cañadas, arroyos y aristas que hay a tú alrededor.  Sabiendo donde está tú norte, relaciona la ubicación de estos accidentes geográficos con los rumbos cardinales correspondientes para que puedas orientarte mejor.

3) Memoriza puntos de referencia.

Mientras vayas avanzando en tú caminata de montaña, observa cada cierto tiempo el paisaje cercano y trata de memorizarlo; por ejemplo al llegar a un cruce de camino encuentra particularidades como algún tronco caído, algún árbol con forma peculiar, algún cartel, arroyo,  rampas, rocas, etc., de tal forma que al volver a pasar por tal lugar puedas recordarlo fácilmente y saber que dirección tomar.

4) Ubica aristas, vertientes y cañadas.

Al subir por una montaña ubica las aristas, cañadas y vertientes que hay alrededor.
-Una arista es la cresta de la montaña, generalmente es la ruta de ascenso para llegar a la cumbre.
-Una cañada es la unión de dos montañas y generalmente es por donde los arroyos y ríos descienden de la montaña. No es muy recomendable bajar por cañadas, ya que algunas pueden resultar muy verticales que puedan requerir el uso de cuerdas, sin contar que puede haber crecidas en tiempos de lluvias sumando que podrían ser muy resbalosas.
-La vertiente son las laderas de una montaña, algunas pueden ser muy verticales que pudiera ser difícil avanzar a través de estas, prefiriendo avanzar por las aristas.
Aprende sobre curvas de nivel, para poder leer mapas cartográficos y poder encontrar las aristas, cañadas y vertientes, al mismo tiempo poder saber si no son tan verticales para poder progresar a través de ellas.

5) Consigue un mapa.

Si harás una exploración por una montaña que no conoces, en el INEGI puedes encontrar mapas a diversas escalas de la montaña que quisieras visitar.
También en mapcarta.com puedes encontrar mapas con curvas de nivel de diversas montañas de México y otras partes del mundo, que podrías descargar rápidamente y de forma urgente antes de internarte en una ruta que no conoces.

Aprende a leer curvas de nivel para encontrar aristas y cañadas, vertientes.

Cuando lleves un mapa impreso, trata de llevarlo sobre un material impermeable.

Un mapa es más práctico con el uso de una brújula, siempre trata de llevar una brújula cartográfica.

6) Aprende a oriéntate de forma natural.

Existen diversas maneras para orientarte de forma natural, mediante el paisaje, con el movimiento del sol y las temporadas del año, la luna llena y la luna nueva u orientación nocturna mediante la ubicación de la estrella polar.

Existen otros indicios como el vuelo de los pájaros y el musgo pero no son del todo exactos.

7) Usa una App GPS en tú móvil.

Actualmente hay diversas aplicaciones que permiten grabar en tu cel la ruta que vas caminando, de tal forma que puede ser de gran ayuda para encontrar la ruta de regreso en caso de extraviarte en la montaña.

Considera que un móvil tiene también sus desventajas como el uso de batería, operación errónea bajo ambientes húmedos o fríos.

Algunas aplicaciones que puedes usar son LocusMap, OruxMap, Wikiloc, etc.

Vale la pena que puedas adquirir versiones pro de las aplicaciones, pues algunas incluyen mapas completos de todo el país, por lo que siempre podrías cargar en tu móvil mapas digitales con curvas de nivel marcadas, lo que haría más fácil tu exploración al conocer que tan pronunciada es una arista, la vertical de una cañada o si una vertiente es navegable o termina en paredes.

Esto son solo apenas unos tips de muchos que puedes considerar antes de aventurarte a explorar una montaña.  Nunca, pero nunca subestimes la montaña y siempre tomas las precauciones debidas.

¡Qué tengas una feliz exploración de montaña! 😉

Pueblos ubicados mayor altura sobre el nivel del mar en México

México es un gran país formado por una gran diversidad de ecosistemas y ambientes, al igual contiene gran diversidad de accidentes geográficos, desde altas montañas y volcanes hasta grandes llanuras, depresiones,  sin olvidar los cañones y desiertos.

Debido a su orografía, la cuál se encuentra formada por grandes cadenas montañosas como la Cordillera Neovolcánica, la Sierra Madre Occidental, la Sierra Madre Oriental y la Sierra Madre del Sur, existen desde tiempos remotos diversas poblaciones que se ubican entre estas montañas sobreviviendo a gran altitud arriba de los tres mil metros sobre el nivel del mar con todo lo que eso implica para poder vivir:  menor adaptación de diversos cultivos, menor absorción de oxígeno, bajas temperaturas, lento crecimiento físico del humano, etc.

Vista de los pueblos más altos de México desde la cumbre del Pico de Orizaba.

Pueblos de México Ubicados a Mayor Altura

Es por esto que aquí te listamos los 10 pueblos de México ubicados a mayor altura sobre el nivel del mar, sobreviviendo día a día a los climas extremos de la cautivadora montaña 🙂

10) Santa Cruz Texmalaquilla, Atzizintla, Puebla:  Esta comunidad rural  se encuentra a 3,140 msnm en las faldas del Pico de Orizaba o Citlaltépetl, es muy conocida esta población ya que es uno de los pasos obligados para aproximarse a los refugios del Citlaltépetl previo a intentar hacer cima. Esta población tiene 1190 Habitantes, su principal actividad es el cultivo de maíz, chícharo y la crianza de borregos.

9)Puerto Nacional, Puebla: Esta comunidad también se encuentra en las faldas del Pico de Orizaba, ubicado a 3,180 msnm contando con 326 Habitantes.

8)Llano Grande, Estado de México: Este pueblo es parte del puerto de montaña que forman el Monte Tlaloctépetl y el volcán Iztaccíhuatl. Ubicado en la cota de 3, 189 msnm con una población de 244 Habitantes. Uno de los pueblos más concurridos, pues se encuentra por la autopista que viene de Puebla hacia la Ciudad de México.

7)Cuajimoloyas, Oaxaca: A diferencia de los demás pueblos, este es el único pueblo que no se encuentra cerca de os grandes volcanes de México, aunque está en la parte más alta de la Sierra Norte de Oaxaca, ubicado a 3,220 msnm contando con 694 Habitantes.

6)El Conejo, Veracruz. Este pueblo se ubica en las faldas del Cofre de Perote, en el estado de Veracruz a  3, 250 msnm contando con 1044 Habitantes.

5) San Miguel Chinela, Veracruz:   Esta comunidad también se encuentra ubicada en las vertientes del Pico de Orizaba a 3,288 msnm con apenas 130 Habitantes.

4) San Miguel Pilancón, Puebla:  Pueblo rural ubicado en las laderas del Citlaltépetl del lado veracruzano a 3,321 msnm, con una población de  458 Habitantes.

3) Agua Escondida, La Jícara Puebla: Este pueblo también está en las faldas del Pico de Orizaba, se encuentra a  3,322 msnm teniendo una población de 245 Habitantes.

2) Miguel Hidalgo y Costilla, Puebla: Este pueblo se ubica en las faldas del Volcán Pico de Orizaba o Citlaltépetl en náhuatl, se ubica a  3,414 msnm, tiene una población de  160 Habitantes. No es de fácil acceso, pues es una comunidad rural la cuál se comunica mediante un camino de terracería.

1) Raíces, Estado de México: Este pueblo está ubicado a 3,497 msnm, cuenta con una población de 664 Habitantes y está ubicado en las faldas del Nevado de Toluca.  Es de los pueblos más conocidos y de fácil acceso, pues es paso obligado para quienes visitan semanalmente el volcán Xinantécatl  y sus lagunas del Sol y la Luna.

Mapa con los waypoints de los pueblos ubicados a mayor altura en el país.

Fuentes:
-Mapcarta.com
-PueblosAmerica.com
-Google Maps

Crónica: Xinántecatl – travesía de raíz a raíz.

Crónica.
Así fue la aventura de este 11 del 11 del 2018 en Live The Mountain, caminando desde las raíces del volcán Xinantécatl, comenzando 6:45 a.m. en Santa Cruz Pueblo Nuevo ubicado a 2,870 msnm cuando el pueblo aún despertaba para continuar su día a día, 32 caminantes con toda la energía comenzábamos este reto de montaña que implicaba subir a través de diversos senderos, brechas y caminos no trazados para llegar desde la raíz de la montaña hasta su cumbre.
 

Una travesía nada fácil, por todo el ascenso que implica, pero con una belleza sin igual, pues se comienza a caminar por diversos terrenos que van cambiando a medida que se va alcanzando mayor altura.
 
El sol despertando en el horizonte acompañaba nuestro andar que en principio sería entre sembradíos de alfalfa, coliflor, avena, maíz, papa entre otros vegetales que la gente trabajadora del lugar siembra aprovechando la bonanza de la tierra fértil en las laderas del Volcán.
 
El olor y color de la naturaleza alentaba nuestros pasos, así hasta pasar los diversos sembradíos, donde desde temprano ya se podía ver gente trabajadora arando la tierra.
 
A los 3,400 msnm comenzaba la pendiente a través de un bosque de pinos, siguiendo por el borde de una cañada para poder llegar hasta los 3,900 msn, para seguir por una de las aristas de la montaña entre pastizales de alta montaña, donde atrás la niebla comenzaba también su ascenso tras de nosotros.
 
Después de casi 5 horas y media de caminata con una mochila que pesaba casi 15 kilos ya estábamos en las lagunas del Chicnautecatl. La niebla jugueteaba con la cumbre, el sol deslumbrante y el viento nos hacían ver a la distancia la cumbre del volcán Nevado de Toluca; estábamos ya a 4,230 msnm, más de 1,400 metros de ascenso acumulado habíamos caminado a lo largo de 15 km y tan solo 400 metros nos separaban de la cumbre, la montaña se veía despejada y todo marchaba conforme a lo planeado.
 
Hasta ahí solo 20 de los 32 caminantes pudimos continuar el trayecto, ya que el resto no llevaba casco, el cual es un aditamento de seguridad obligatorio para poder seguir por la ruta hacia la cumbre y con toda la pena por todo el esfuerzo ya realizado se tuvo que cumplir esta medida de seguridad.
 
Conforme íbamos ascendiendo, en minutos la montaña comenzaba a tupirse de niebla que ya no se podía observar su cumbre, pero eso no impedía seguir nuestro ascenso, conforme íbamos subiendo una granizada y viento comenzaba a arreciar, la temperatura comenzaba a descender rápidamente pero eso no impedía seguir nuestro camino hacia la cumbre.
 
La montaña veía toda nuestra decisión para llegar a su cumbre, pero creo tenía otros planes, por lo que al culminar el arenal a los 4,450 msnm que era la parte complicada de ese ascenso, pues de ahí ya solo nos faltaba trepar 230 metros a través de las rocas para llegar a la cumbre, pero la montaña nos mostró su negación al desatar una fuerte tormenta eléctrica que al escuchar los relámpagos cayendo sobre la roca en la cumbre, sin mayor chisquido nos hizo dar vuelta atrás, pues ni la niebla, el viento, el frío, la temperatura y la nieve nos asustaron, pero una tormenta eléctrica si fue buen argumento de la montaña para hacernos desistir.
 
Así que comenzamos a bajar a las lagunas, acompañados de una hermosa nevada que en minutos cubrió la montaña de blanco. Para de ahí disfrutar un rato del espectáculo desde “El paso del Quetzal” donde mi teléfono por el frío dejó de marcar la ruta; para luego reagruparnos en la pluma del Nevado de Toluca con los que no habían ascendido y de ahí desviar la ruta original para bajar a Raíces a través del sendero de las antenas para llegar al parque Venados y de ahí culminar la caminata en el pueblo de Raíces.