Nube lenticular en la Iztaccíhuatl ¿Qué es?

Ayer se alcanzó a ver sobre la Iztaccíhuatl un efecto atmosférico, algunos pensaron que era un ovni camuflajeado que se postraba sobre la Iztaccíhuatl, aunque solo fue una nube poco común, conocida como nube lenticular, por su forma de lente convergente.

Estas nubes son estacionarias, formándose a grandes altitudes de montaña, aisladas de otras nubes. Las nubes lenticulares pertenecen a las formas de nubes cirrocúmulo, estratocúmulo y altocúmulo.

Los montañistas suelen considerar estas nubes como presagio de tormenta.

Los pilotos de aviones evitan acercarse al perímetro de nubes lenticulares, debido a la turbulencia creada en los sistemas de rotor.

Los pilotos de planeadores buscan este tipos de nubes, ya que les indica grandes movimientos verticales de aire, por lo cuál el aire ascendente es muy fácil de predecir observando la orientación de la nube.

Así que no te espantes, no ha llegado aún el apocalipsis, ni tampoco es la hora del famoso rapto

Aditamentos básicos para media y alta montaña ¿Que llevar?

¿Que llevo a la montaña?

Esa es una de las preguntas más comunes que nos hacen en cada caminata de montaña que organizamos. Por ello aquí publicamos la vestimenta básica para una caminata de media montaña.


Casco.

Independiente de que sea una caminata por la ladera de una montaña, siempre es recomendable portar el casco, pues llega a pasar que se desprendan algunas rocas de una pared vertical, incluso caer la rama de un árbol o protegerte en caso que resbales al dar un paso por una zona resbalosa. Un casco polivalente es suficiente para una caminata de media montaña, aunque para deportes verticales necesitarías uno adecuado para la actividad.
 

Gafas con protección UV.

En cotas superiores a los 4000 msnm la radiación solar llega a ser hasta el doble de lo que puede ser en zonas bajas, por ello es importante proteger la vista ante los rayos ultravioletas. De igual forma, al ascender en terrenos de alta montaña, el reflejo del sol sobre la nieve puede producir ceguera de montaña, por lo que es necesario el uso de gafas para evitar este incidente.
 

Buff.

Los vientos fríos en la montaña son muy comunes, por lo que la versatilidad de un buff puede ser de gran ayuda para protegerte del aire frío. Para evitar respirar aire frío y proteger tus pulmones, para cubrir tu cuello, incluso para cubrirte la cara ante una ventisca.

 

Travesía de 100km por la Biosfera de la Sierra Gorda(tercera y última parte)

A las 06:00 a.m. el solemne silencio de la selva era abruptamente irrumpido por el canto repentino de un pájaro que rompía con singular algarabía dando la bienvenida al despertar de la vida en aquella parte de la montaña. Aquel canto del pájaro era como el disparo de una pistola previo a la salida de unos impacientes atletas por dejar toda la fuerza y energía de sus músculos en la pista de carreras, la vida en la selva despertaba para no silenciar ni un segundo durante todo el día mientras los rayos del sol iluminaran la montaña.
Con ese canto también abría los ojos, para despojarme de la bolsa de dormir, abrir la casa de campaña y asomar la cabeza y respirar las partículas frescas que deambulaban en el ambiente madrugador de la montaña. Como pude me calcé las botas, cubriéndome con un rompevientos y un gorro, para salir a recorrer el sendero y revisar aquella zona de la montaña que la noche anterior me había puesto en jaque. La luz ya clareaba el paisaje, medio adormilado avanzaba entre las rocas y las hojas secas que alfombraban el angosto sendero de la montaña.
Al avanzar unos metros por el sendero, el estruendo del caudal del río no pasaba desapercibido, que al levantar la mirada, mis ojos quedaron impávidos ante la belleza que me rodeaba, los dos ríos al unirse formaban lo que parecía un triskel, con pozas de color verde esmeralda, cascadas como largas cabelleras blancas y el verde de la montaña daban a aquel lugar un colorido paisaje que podía jurar era el mismo paraíso, ahí me sentaba con toda calma sobre una roca entre los dos ríos, viendo en 360 grados un espectáculo que hasta que muera mi última neurona podré olvidar, en ese momento imaginé que quizá en un lugar similar Secret Garden se inspiró para componer la melodía Nocturne. Pocas veces sientes tanta alegría y satisfacción por existir y respirar, y este era uno de esos pocos momentos, si hubiera un lugar para meditar, este sería uno de los mejores. La noche anterior pensaba que había sido mala suerte haber acampado ahí y no haber llegado al centro ecoturístico de “Puente de Dios” para cenar un café y unas enfrijoladas con queso, pero las cosas siempre acontecen por un motivo, a veces si se vive con paciencia esta nos recompensará permitiéndonos descubrir al amanecer la magia que ofusca la obscuridad. Después de un rato contemplando la belleza de ese rincón escondido de nuestro planeta regresé al lugar del campamento, para despertar a los compañeros, para que levantaran sus casas de campaña y continuar el camino, había revisado la ruta y aquel río que por la noche lucía amenazador, con luz podía encontrar un lugar más ancho por donde pasar y afable pudiendo fácilmente evitar el tramo angosto donde el río tomaba fuerza e impedía a primera vista poder pasar.
Después de levantar las casas de campaña y tomar algunas fotos con los compañeros de aventura en aquel hermoso Shangri-La, cargamos las mochilas al hombro para comenzar los primeros pasos de aquel tercer día de aventura. Aquel río que por la noche parecía un terrible lugar para pasar, por la mañana era un hermoso paraje por donde nuestros pies se bañaban con el agua que descendía por su caudal. Si algo podía definir la palabra Shangri-La, este lugar era la concepción perfecta.

Travesía de 100Km por la biosfera de la Sierra Gorda(1/3)

Eran poco más de las siete de la mañana del tercer sábado de Noviembre, cerca de cinco horas y media nos había tomado viajar desde la Ciudad de México hasta el punto de inicio de nuestra aventura, estábamos a mitad del semidesierto, con la intención de cruzar gran parte de la biósfera de la Sierra Gorda de Querétaro. Por logística habíamos decidido salir en la madrugada del sábado desde la central del norte para optimizar tiempos y economizar los gastos de la aventura, así varios podrían concluir sus actividades de trabajo de la semana.

El plan sería dormitar en el autobús lo que se pudiera durante el viaje, para así desde el sábado temprano comenzar nuestra aventura.

La biósfera de la Sierra Gorda es una reserva natural protegida que se encuentra justamente en el corazón de México, abarcando una tercera parte del estado de Querétaro, siendo la séptima en extensión de las reservas que existen en el país, pero siendo la que tiene mayor diversidad de ecosistemas.

Esta reserva dentro de sus ecosistemas cuenta con matorral xerófilo, bosque tropical caducifolio, bosque tropical sub-caducifolio, bosque mesófilo de montaña, bosque de encinos, bosque de coníferas, bosque mixto de coníferas-encinos, vegetación acuática y sub-acuática.

Un año y medio antes en compañía de Astrid y Henrike habíamos intentado hacer esta travesía, pero la premura y poca planeación nos llevó a solo avanzar apenas 5km y rendirnos ante la naturaleza, pues nos habíamos aventurado en el mes de Mayo, no previniendo la temporada de estiaje y el calor que azotaría justamente ese fin de semana, llegando a casi 40 grados centígrados, que terminamos fulminados en las dos primeras horas de caminata, pues somos acostumbrados caminantes de montaña donde las temperaturas no son ni la mitad de lo que aquel día de mayo imperaba bajo el astro dominante, aquella vez resentimos la insolación de inmediato, que nuestro intento quedó apenas ahogado con unos tragos de cerveza bajo la sombra de un guamuchil antes de dar vuelta atrás.
Pero el anhelo de completar la travesía estaba latente, aquella primera vez no fue del todo un fracaso, sirvió para tener mejor idea a que nos enfrentaríamos y regresar en algún futuro con mejor planeación que con solo un burdo intento de enfrentar a estos grandes titanes con apenas nuestros pies de hojas frágiles de primavera.
Los nueve caminantes que ahora se enfilaban a esta aventura: Astrid, Lizbeth, Salus, Pablo, Roberto, Enrique, Marcelino, Angel y yo Fileín Rommel como guía; apenas habíamos podido dormir, aunque esa mañana el hambre era más seductora que el frío y morfeo, por lo que al bajar del autobús, como la brújula al norte magnético nuestra mirada inmediatamente buscó ser atraída por el primer letrero que dijera comida, no fue fácil, menos a mitad del semidesierto.
Continuar leyendo “Travesía de 100Km por la biosfera de la Sierra Gorda(1/3)”

Cumbres del Ajusco – Caminata de media montaña

Este sábado(14/Dic/2019) nos lanzamos a una caminata tranqui desde el parque ecoturístico de San Nicolás Totolapan para caminar por diversas brechas y senderos para aproximarnos al albergue alpino, al pié del Ajusco, para de ahí cruzar por un puente colgante para luego comenzar a ascender verticalmente por bosque, pastizales y roca para llegar a la cumbre del ajusco a los 3,930 msnm y de ahí continuar al “pico del águila” ubicado a 3,875 msnm, continuando el descenso por el “espinazo del diablo” para bajar por una arista que nos lleva de regreso al albergue Alpino y de ahí regresar nuevamente al parque de San Nicolás Totolapan, donde una sopa azteca fue buen aliciente al terminar la caminata.

 
Una ruta muy bonita, disfrutable y recomendable para realiza cerca de la CDMX que a un paso tranqui y sin parar pueden completar entre 4 y 5 horas.
 
Muchos grupos comienzan directo desde el albergue alpino, pero vale la pena comenzar el recorrido desde poquito más abajo, en el parque de San Nicolás Totolapan, donde el acceso al parque cuesta 30 pesos, solo tener cuidado, pues es un parque mayormente dedicado a ciclismo de montaña.
 
El primer fin de semana de enero, les compartiremos esta ruta a un paso muy tranqui para todo aquel que desee comenzar el año haciendo montaña, pues haremos una caminata con causa para recolectar juguetes para niños zapotecas que han sido desplazados de sus pueblos por grupos paramilitares solventados por empresas mineras extranjeras para apoderarse de sus tierras.
 
Estadísticas para presumir en el facebook:
Distancia: 17.6Km
Ascenso acumulado: 1,120 metros
Descenso acumulado: 1,120 metros
Nivel: Medio
 
Les compartimos la ruta GPS por si alguien desea realizar esta caminata de media montaña 😉
https://www.wikiloc.com/hiking-trails/san-nicolas-totolapan-cruz-del-marquez-pico-del-aguila-san-nicolas-totolapan-44459050

Yaotepeme: Caminata & escalada a las peñas guardianes de la Iztaccíhuatl

Este domingo 1/Dic/2019 nos fuimos a caminar por las laderas de la Iztaccíhuatl para subir a las rocas guardianes de la abuela montaña, los Yaotepeme(del náhuatl Yao guerrero, Tepeme cerros).

 

Una caminata que comenzamos desde San Rafael Tlalmanalco a los 2,570 msnm, para subir por Atzacoaloya entre los caminos de los leñadores, subiendo por la parte alta de la cañada del negro para subir al mirador de las “cascadas diamantes”, desviándonos desde ahí por naturaleza pura para encontrar la brecha que nos llevaría al valle del coyote y desde ahí ver el perfil de la Izta tomando el sol de medio día.

Continuamos por trancas, subiendo por loma larga, pasando por láminas, hasta el valle del silencio, ese día se llevaba a cabo la carrera “solo para salvajes” por lo que durante el ascenso pudimos encontrar a diversos corredores de montaña que estaban completando una de las carreras más demandantes, la Izta 4000, la cuál sube hasta Chalchoapam a los 4,600 msnm, siendo el ganador un corredor que logró completar esta aventura en 2 horas 55 minutos un tiempo súper rápido para subir y bajar la montaña

 
Al llegar al valle del silencio nos desviarmos hacia los Yaotepeme, las dos torres postradas bajo la cabeza de la Izta, subiendo por una ladera muy vertical para llegar a la peña sur y de ahí subir hacia la peña norte de los Yaotepeme, donde hubo que vencer el vértigo para trepar entre la roca para llegar a la punta de la peña norte de los Yaotepeme.
 
El descenso fue por la ruta corta bajando por vaquerías, nexcoalanco, plan de la cuesta y dos aguas. Aunque perdimos poco más de una hora arriba de nexcoalanco, ya que al adelantarnos perdimos de vista a cinco compañeros que se habían quedado a tomar agua en un arroyo, quienes después tomaron y bajaron por otra ruta, aunque al escuchar más arriba balazos, decidimos regresar al para ver que no les hubiera pasado algo o si se hubieran desviado poder localizarlos. Al final, cuando llegamos a Dos Aguas afortunadamente ya estaban abajo y ya hasta habían terminado de comer.
 
El regreso a la ciudad fue terrible, a medio mundo se le ocurrió ir por su arbolito de navidad a Ameca, que el autobús tardó el doble del tiempo.
 
Así culminamos una vez más una buena aventura de montaña por rutas poco transitadas que vale la pena siempre explorar y documentar para quienes en un futuro se animen a realizar estas fantásticas caminatas de montaña. ¿Ya listos para el próximo reto de Non Stop? 😉
 
Les compartimos la ruta GPS 🙂
 
https://www.wikiloc.com/hiking-trails/san-rafael-atzacoaloya-trancas-valle-del-silencio-yaotepeme-vaquerias-nexcoalanco-dos-aguas-44108841

Powered by Wikiloc
 
Estadísticas para el facebook:
Distancia: 32.5 km
Ascenso acumulado: 1,990 metros
Descenso acumulado: 1,860 metros.

Ascenso intenso al Nevado de Toluca: túneles, ríos, bosques, senderos, sembradíos, pueblos, nevada & cumbre

Este domingo 24 de Noviembre completamos la ruta de aventura al Nevado de Toluca en modo Non Stop, 24 caminantes decidieron unirse a esta ruta de completa autosuficiencia que requería capacidad de orientarse y seguir un ritmo de caminata intenso, pues para nada era una salida turística.

A las 08:30 a.m. comenzamos desde la carretera que va a Valle de Bravo entre el pueblo de Buenavista y Peñuelas a 3,100 msnm para internarnos entre los senderos de montaña y peñas del pueblo “La Peñuela”, para atravesar los diversos túneles hasta llegar al valle de la Peñuela, siguiendo por el borde del río y ascender por las brechas que hay entre el bosque para llegar a los sembradíos del pueblo de Raíces(3,520msnm), donde a pesar de ser domingo algunas personas del pueblo se encontraban haciendo labores del campo. De ahí continuamos por la parte alta del pueblo entre sembradíos, pastizales y bosque de pinos hasta llegar al paraje Venados(3,704msnm). Desde ahí seguimos por diversas brechas y senderos hasta llegar a los arenales(4,170msnm) para de ahí ascender por la arista que conduce directamente a la cumbre del Nevado de Toluca ubicado a 4,680 msnm donde una tormenta de nieve, viento y truenos nos recibieron por lo que estuvimos apenas tres minutos en la cumbre y comenzamos el descenso entre la niebla que comenzó a cobijar la parte alta de la montaña, así emprendiendo el regreso hasta el pueblo de Raíces donde llegamos a las 06:00 p.m., donde el transporte nos esperaba para regresar a la CDMX.

 
Sin duda una ruta que muy pocos realizan, pues la mayor parte comienza desde las lagunas hasta la cumbre, otros más desde Venados y algunos otros desde el pueblo desde Raíces, pero caminar por las venas de la montaña nos ayuda a descubrir esa parte mágica de la montaña que va más allá de subir a lo más alto en auto para solo hacer una cumbre, pues caminar desde las raíces de la montaña nos permite descubrir el latir de la montaña a través de sus ríos, arroyos, bosques y todo lo que habita en cada paso hasta llegar hasta la parte alta de la montaña.
 
Felicidades a todos los que asistieron a esta fantástica aventura de montaña 🙂
 
Les compartimos la Ruta GPS para quienes se atrevan a realizar esta ruta 😉
https://www.wikiloc.com/hiking-trails/buenavista-tuneles-raices-venados-cumbre-xinantecatl-43860417
 
#AtreveteAExplorar #ViveLaMontaña

Pico Norte del Cerro de la Silla: Ruta directa

Pico Norte del Cerro de la Silla: Ruta Directa.
Si algún día andas en la sultana del norte, no puedes perderte subir al cerro de la silla, en especial al Pico Norte ascendiendo por la ruta directa que es la más salvaje 😉 Esto ya que se suben desde los 540 msnm hasta los 1820 msnm en apenas 5.6km, por lo que la inclinación de la pendiente es muy demandante habiendo varios tramos de roca donde hay que trepar con manos y pies 🙂

Trekking de media montaña al cerro de la Media Luna – Senderismo Ciudad de México

Pues este fin en Live The Mountain nos aventuramos a una bonita caminata de montaña, para transcurrir a través de un escenario natural bastante paisajista y fotográfico, pasando por cuevas, túneles, puentes de fierro y madera, senderos de verde bosque y ascendiendo a través de un sendero que bordea al gran río de los Dinamos para llegar hasta el ojo de agua de uno de sus principales manantiales y ahí nutrir el cuerpo de esta agua que emana directamente desde el vientre de nuestra madre tierra. De ahí la ruta continuó hacia la cumbre del cerro de la Media Luna, donde los caminantes pidieron más aventura, por lo que avanzamos por una ruta de manantiales, ciénegas, arroyos y cañadas para llegar hasta una de las vertientes del cerro y encumbrar esta montaña del cerro de la Media Luna que sirve como límite natural entre el sur de la Ciudad de México y el Estado de México.

La ruta de regreso se improvisó por lo que descendimos por un sendero poco transitado para llegar a un gran valle por partes pantanoso y de ahí avanzar por una cañada con poca pendiente para llegar al collado que forman el Teponaztle con el cerro La Palma y descender por una brecha completamente marcada hacia la zona urbana conocida como La Pila.

Agradecemos a Alfonso Muñoz por vigilar la retaguardia y estar al pié del cañón con los compañeros que se iban rezagando, para mantener una caminata segura para todos los asistentes.

De igual manera, gracias a todos los que se unieron a la recolección de basura durante gran parte del recorrido, esto sirvió para recoger gran cantidad de botellas de plástico, vidrio y latas, para poner un granito de arena en la conservación de nuestras montañas.

Espero hayan disfrutado esta fantástica y paisajista ruta de montaña.

Compartan y comenten si la ruta fue de su agrado o que les gustó o que no les pareció.

Nos vemos en próximas aventuras de montaña

 

Erosión de nuestras montañas

Erosión del suelo de nuestras montañas.

En nuestras caminatas, una de las principales recomendaciones que hacemos es no salirse de los caminos, esto por la principal razón de no erosionar más la montaña.

Pocos entienden esto, incluso algunos no obedecen las indicaciones y muchas veces por no empolvarse, les es fácil caminar entre el pasto y la hierba de la orilla del camino, que a veces al indicarles que sigan por el camino marcado lo toman a mal y creen que es excesiva la llamada de atención. Pero en verdad, estos es más grave de lo que se imaginan y aquí les contamos con toda calma porqué.

No hay descripción de la foto disponible.

El suelo fértil es una delgada capa que puede llegar a tardar en crecer apenas un centímetro en cientos de años incluso puede tomar hasta miles de años para poder formarse.

Continuar leyendo “Erosión de nuestras montañas”