7 Tips básicos para no perderse en la montaña

Algo muy común en senderistas sin mucha experiencia es perderse en la montaña, en el mejor de los casos por unas horas pero en otros hasta un día entero o hasta varios días incluso.  Caminar por la montaña parecería algo fácil como dar solo un paso tras otro, esto puede ser en parte cierto, más cuando solo se va tras los pasos de un guía de montaña.

Pero suele ocurrir que en alguna ocasión desearas aventurarte por propia cuenta para explorar nuevas rutas de montaña, ante esto, te damos cinco tips básicos antes de animarte a explorar una montaña.

1) Oriéntate antes de comenzar la caminata.

Antes de dar el primer paso de tú caminata, ubica tú norte, y pregunta al guía en que dirección será la caminata. Esto por si te llegas a perder, poder regresar en dirección que iniciaste la caminata.

Siempre trata de llevar una brújula(de preferencia cartográfica) para poder ubicar el norte magnético. Toma las medidas necesarias antes de usar la brújula para que no haga una lectura errónea, como por ejemplo rocas magnetizadas que puedan mal orientar la brújula.

2) Observa el paisaje.

Es muy frecuente que al ir tras un guía vayas con la cabeza hacia abajo para mirar el camino y no tropezarte con alguna roca, tronco o caer en un hoyo. Pero también levanta la mirada y observa las montañas, peñas, cañadas, arroyos y aristas que hay a tú alrededor.  Sabiendo donde está tú norte, relaciona la ubicación de estos accidentes geográficos con los rumbos cardinales correspondientes para que puedas orientarte mejor.

3) Memoriza puntos de referencia.

Mientras vayas avanzando en tú caminata de montaña, observa cada cierto tiempo el paisaje cercano y trata de memorizarlo; por ejemplo al llegar a un cruce de camino encuentra particularidades como algún tronco caído, algún árbol con forma peculiar, algún cartel, arroyo,  rampas, rocas, etc., de tal forma que al volver a pasar por tal lugar puedas recordarlo fácilmente y saber que dirección tomar.

4) Ubica aristas, vertientes y cañadas.

Al subir por una montaña ubica las aristas, cañadas y vertientes que hay alrededor.
-Una arista es la cresta de la montaña, generalmente es la ruta de ascenso para llegar a la cumbre.
-Una cañada es la unión de dos montañas y generalmente es por donde los arroyos y ríos descienden de la montaña. No es muy recomendable bajar por cañadas, ya que algunas pueden resultar muy verticales que puedan requerir el uso de cuerdas, sin contar que puede haber crecidas en tiempos de lluvias sumando que podrían ser muy resbalosas.
-La vertiente son las laderas de una montaña, algunas pueden ser muy verticales que pudiera ser difícil avanzar a través de estas, prefiriendo avanzar por las aristas.
Aprende sobre curvas de nivel, para poder leer mapas cartográficos y poder encontrar las aristas, cañadas y vertientes, al mismo tiempo poder saber si no son tan verticales para poder progresar a través de ellas.

5) Consigue un mapa.

Si harás una exploración por una montaña que no conoces, en el INEGI puedes encontrar mapas a diversas escalas de la montaña que quisieras visitar.
También en mapcarta.com puedes encontrar mapas con curvas de nivel de diversas montañas de México y otras partes del mundo, que podrías descargar rápidamente y de forma urgente antes de internarte en una ruta que no conoces.

Aprende a leer curvas de nivel para encontrar aristas y cañadas, vertientes.

Cuando lleves un mapa impreso, trata de llevarlo sobre un material impermeable.

Un mapa es más práctico con el uso de una brújula, siempre trata de llevar una brújula cartográfica.

6) Aprende a oriéntate de forma natural.

Existen diversas maneras para orientarte de forma natural, mediante el paisaje, con el movimiento del sol y las temporadas del año, la luna llena y la luna nueva u orientación nocturna mediante la ubicación de la estrella polar.

Existen otros indicios como el vuelo de los pájaros y el musgo pero no son del todo exactos.

7) Usa una App GPS en tú móvil.

Actualmente hay diversas aplicaciones que permiten grabar en tu cel la ruta que vas caminando, de tal forma que puede ser de gran ayuda para encontrar la ruta de regreso en caso de extraviarte en la montaña.

Considera que un móvil tiene también sus desventajas como el uso de batería, operación errónea bajo ambientes húmedos o fríos.

Algunas aplicaciones que puedes usar son LocusMap, OruxMap, Wikiloc, etc.

Vale la pena que puedas adquirir versiones pro de las aplicaciones, pues algunas incluyen mapas completos de todo el país, por lo que siempre podrías cargar en tu móvil mapas digitales con curvas de nivel marcadas, lo que haría más fácil tu exploración al conocer que tan pronunciada es una arista, la vertical de una cañada o si una vertiente es navegable o termina en paredes.

Esto son solo apenas unos tips de muchos que puedes considerar antes de aventurarte a explorar una montaña.  Nunca, pero nunca subestimes la montaña y siempre tomas las precauciones debidas.

¡Qué tengas una feliz exploración de montaña! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *